4 Orgasmos Femeninos

0 Comentarios

  • Orgasmo por estimulación del clítoris

Ya sabes que ese puntito externo es altamente sensible, gracias a las 8,000 terminaciones nerviosas que se congregan ahí. Y si eres como la mayoría de las mujeres, esa es la zona clave de estimulación para hacerte llegar.

Estimular directamente el clítoris te provoca un orgasmo menos intenso que si tu pareja toca, acaricia o masajea otras partes de tus genitales antes de ir a lo que va.

Técnicas que debes probar: Pídele que dibuje círculos grandes con sus dedos abarcando la punta, los labios y la parte superior del área del clítoris. Puede hacerlo como parte de los juegos preliminares o mientras están haciéndolo en posición de cucharita. Si te dan ganas de cambiar a la práctica oral, pídele que estimule tu clítoris de manera indirecta acostándose en posición perpendicular a ti.

Incrementa tus posibilidades: prueben usando un vibrador que estimule apenas la punta de entrada. Cuanto más comuniques la velocidad, intensidad y presión que prefieras, mejores resultados obtendrás.

  • Orgasmo vaginal

Aunque aún hay debates sobre la existencia del punto G, el 30% de las mujeres asegura que puede alcanzar un buen orgasmo si recibe estimulación en esa zona erógena a través de la penetración.

Técnicas que debes probar: en primer lugar, localiza esa zona supersensible. Un día en solitario, explora la pared frontal de tu vagina con los dedos hasta sentir un área corrugada y esponjosa. El hecho de tocarla directamente debe sentirse muy bien. Luego, durante la penetración, pide a tu chico que concentre sus movimientos en esa parte. Prueben acostados de lado viéndose de frente, con las piernas entrelazadas cómodamente. Esta posición permite que haya un mayor empuje para estimular el punto G

Incrementa tus posibilidades: llegar al orgasmo vaginal es más viable entre más dure el sexo. Intenta mantenerlo por 15 minutos y, si te funciona, cambia de posición con frecuencia. Esto reduce la probabilidad de que tu chico llegue demasiado pronto y permite a tu cuerpo experimentar nuevas y frescas sensaciones. También puede serte útil el uso de un lubricante térmico; prueba uno a base de agua y libre de glicerina.

  • Orgasmo combinado

Los expertos dicen que un orgasmo en el que se combina la estimulación del clítoris y la vagina es el más poderoso que pueda haber (es dos veces más intenso y fuerte que cada uno por separado).

Técnicas que debes probar: la posición en la que tú estás arriba es popular por un motivo en particular –es ideal para tener este doble orgasmo–. Pero también puedes sentarte en las piernas de tu pareja de espaldas a él (él puede estimular tu clítoris mientras tú controlas la penetración). O si quieres hacer una modificación a la posición de misionero, pídele a tu chico que impulse su cuerpo hacia arriba para que sus caderas queden alineadas y lleva la pelvis hacia arriba, de tal forma que la base de su pene quede en tu clítoris y el resto te penetre.

Incrementa tus posibilidades: Un orgasmo combinado es más probable si la mujer se excita mucho antes de empezar la relación sexual. Concéntrate en los juegos

  • Orgasmos múltiples

Los orgasmos múltiples se presentan continuos, no en diferentes momentos de una misma sesión (aunque esos también son muy ricos). Los estudios muestran que son posibles para algunas mujeres si es que toleran que sus parejas las estimulen sin pausa después de que el primero (y el Segundo y…)“acabe”. Técnicas que debes probar: desde los juegos preliminares, pide a tu pareja que te haga llegar al primer clímax por estimulación de clítoris utilizando sus manos o boca (o un vibrador). Inmediatamente después, debe estimular tu punto G de forma más lenta durante unos 30 segundos, y luego seguir al ritmo normal para que vuelvas a llegar. Así jugará con tu nivel de excitación pasando de uno elevado y orgásmico a un momento de reposo. A partir de eso, empiecen la relación sexual, la cual puede llevar a múltiples orgasmos vaginales o combinados, utilizando la misma técnica de disminución de velocidad y aceleración, siempre y cuando mantengan la estimulación y el placer.

Incrementa tus posibilidades: si te sientes demasiado sensible, pídele que siga tocando tu clítoris con un intermediario de por medio, como ropa interior de seda, o dile que se concentre en tus pechos y pezones. Acariciarlos después del clímax puede llevar a algunas mujeres a tener otro orgasmo.

Fuente: Women’s Health


Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Flor de Loto © 2013 - 2016. Con tecnología de Blogger.