La Última Ilusión: El Dios Padre (Masculino)

0 Comentarios

En apoyo a la universalidad de las energías masculina y femenina, el Kybalión, un libro basado en sabiduría egipcia antigua declara:

“El género se encuentra en todo. Todo tiene sus principios masculinos y femeninos.
El género se manifiesta en todos los planos”.

Adicionalmente, la antigua “Ley de la Correspondencia” enseña: “Lo que está abajo es como lo que está arriba y lo que está arriba es como lo que está abajo”. Si todo en el universo es tanto masculino y femenino, y si los mismos principios son ciertos en todos los niveles, entonces se concluye que Dios también tiene que ser de naturaleza dual. O, para decirlo de otro modo, como los humanos son seres mental y espiritualmente andróginos creados a imagen de Dios, Dios es también un ser andrógino.

Las personas ya no pueden aferrarse a la ilusión de un Dios exclusivamente masculino. ¡Por supuesto que existe un Dios Madre! La existencia de Dios Madre no es para nada un concepto nuevo. De hecho, lo contrario es cierto: a lo largo de gran parte de la historia, la humanidad adoró a un Dios femenino. Es una percepción relativamente nueva considerar al Dios Supremo solamente masculino.

Muchas sociedades primitivas, por ejemplo, le daban al hombre un papel secundario. Sus ceremonias de adoración honraban a la Madre, considerando a la mujer como el origen de la creación y a la Madre Tierra como la fuente de sus sustentos.

El sistema matriarcal hereditario era –y en algunas áreas todavía lo es- el fundamento de las normas sociales, culturales y religiosas de la comunidad.

En tiempos más recientes, el mundo judeo-cristiano ha propagado la filosofía de que Dios, es una figura masculina que no posee contraparte femenina igual y opuesta. En muchas otras religiones, la compañera femenina del Dios masculino no sólo está asumida, sino que es considerada igual o incluso más importante que la parte masculina –por ejemplo en la pareja divina Radha y Krishna-.

Con tantas realidades ocultas durante siglos por personas que deseaban subyugar y controlar a los demás, la existencia de Dios Madre fue camuflada por algunas religiones con el propósito de explotar a la gente, especialmente a las mujeres. Esta denigración a la Madre, debido a propósitos humanos egoístas, fue tan exitosa que hasta las religiones que habían reconocido anteriormente el factor femenino, comenzaron a permitir a las modernas sociedades la dominación masculina con explotación.

Sin importar como la humanidad llegó a este punto, es tiempo de exaltar nuevamente a Dios Madre. Ella nunca ha dejado de existir, a pesar de los muchos intentos de degradar y eliminar Su rol. En el nivel más elevado, la Madre representa todas las cualidades femeninas y poderes del universo. Sin embargo, la ignorancia humana y falta de respeto por Ella, junto a la baja estima que muchas personas tienen hacia sus propias naturalezas femeninas, ha llevado a generalizar la negación de la importancia de lo femenino. Esta inimaginable injusticia será juzgada por Dios, y muchos serán encontrados culpables.

Es incumbencia de todos conocer a Dios Madre. Ella es la Madre de toda la creación. Ella es la Madre Divina –la supervisora de toda devoción. Todo entendimiento maduro del Dios Supremo debe incluir a Ella.

SS Bhakti Tirtha Swami
Liderazgo para una Era de Conciencia Elevada
Fuente: Publicaciones vaiṣṇava saṅga


Quizá también te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Flor de Loto © 2013 - 2016. Con tecnología de Blogger.